sábado, 15 de enero de 2011

Lo último (y lo primero) en lectura: el LIBRO

Hace unos días, estuve curioseando en la biblioteca del CEIP San Miguel, de Pedrezuela, una localidad situada al norte de la Comunidad de Madrid. Supongo que curiosear es lo primero que debes hacer en una biblioteca; lo segundo, descubrir cuál de sus libros es el que te está llamando.

De aquella incursión mía por las estanterías (virtuales) de las que hablo, una de las cosas que yo descubrí fue el interés del colegio San Miguel para acercar a los niños y niñas a la literatura y para animarles a leer. En el
blog de su biblioteca, junto a otros contenidos vistosos, divertidos y orientadores, encontré el libro en particular que me estaba llamando a mí aquella mañana (ya lo comentaré) y otro libro más, el LIBRO en general, que los contiene a todos (y que comento hoy).

El LIBRO en general apareció de pronto en el interior del vídeo “¿Conoces el BOOK?”, un proyecto de la librería online Popular Libros, junto a creadores independientes, para promover la literatura en la red a través de la Web Leer está de moda.

Aunque la idea de este vídeo no es nueva (está inspirada, al parecer, en un texto original de R.J. Heathorn escrito en 1962), sí es nueva para mí. Cuando la descubrí en aquella biblioteca, me sorprendió por su ocurrencia y su sentido del humor, puesto que presenta al LIBRO como una revolucionaria innovación tecnológica (dispositivo de conocimiento bio-óptico organizado) precursora de una nueva ola de entretenimiento.

“¿Conoces el BOOK?” muestra las ventajas del LIBRO frente a los soportes digitales valiéndose de la jerga que se usaría para promocionar un avance en el mundo de la Informática (por lo que le da al “producto” su nombre inglés, BOOK). El LIBRO es compacto, portátil, duradero, asequible, entretenido… sin cables, sin circuitos eléctricos, sin batería, sin necesidad de conexión ni de recarga, sin exigencias especiales de espacio, sin restricciones de tiempo, sin quedarse colgado por sobrecargas ni necesitar nunca ser reiniciado…

Dejaré enlaces abajo, para que puedas ver el vídeo; pero, antes, puesto que se trata de leer, transcribo lo referente al FUNCIONAMIENTO del LIBRO, para que puedas leerlo.

Así es como funciona:

  • BOOK está construido con hojas de papel NUMERADAS SECUENCIALMENTE; cada una de las cuales es capaz de almacenar miles de bits de información.
  • Cada página es ESCANEADA ÓPTICAMENTE; registrando la información, directamente, tu cerebro.
  • Una simple SACUDIDA DE DEDO nos lleva a la siguiente página.
  • Las hojas se mantienen unidas mediante un dispositivo de cosido llamado CARPETA, que las mantiene en su orden correcto.
  • Gracias a la tecnología de PAPEL OPACO, los fabricantes pueden usar ambas caras, duplicando la información y reduciendo costes.
  • La mayoría de los BOOKs incluyen una función de ÍNDICE, que señala la localización exacta de cualquier información seleccionada para su inmediata recuperación.
  • El accesorio opcional MARCAPÁGINAS permite abrir el BOOK en el punto exacto en el que fue dejado la sesión previa; incluso, si el BOOK se ha cerrado.
  • Los marcapáginas se ajustan a ESTÁNDARES INTERNACIONALES; de manera que un mismo marcapáginas puede ser usado en BOOK de diferentes fabricantes. A la inversa, diversos marcapáginas pueden ser usados en un mismo BOOK si el usuario desea almacenar diversas búsquedas a la vez.
  • También es posible hacer notas personales junto a las entradas de texto de BOOK mediante una sencilla herramienta de programación: el LAPICERO.
  • El dispositivo MANOS LIBRES, también conocido como atril, permite la correcta colocación de BOOK, para su correcta lectura, sin necesidad de usar las manos. Si necesitas pasar la página, una simple sacudida de dedo es suficiente…
Puedes ver “¿Conoces el BOOK?” en
youtube o en Leer está de moda. Después, si realmente descubres el LIBRO en este vídeo, puedes COMPAGINARLO con el ordenador y leer un rato: no son incompatibles… en corriente alterna. Porque la mayor verdad de esta promoción es que el LIBRO es una experiencia que transforma tu manera de entender el mundo. Cada libro que abras abrirá en tu mente una VENTANA nueva.

martes, 4 de enero de 2011

Carta a los Reyes Malos

Queridos Reyes Malos:

Ya que nunca se os manchan las manos (os las laváis bien), os escribo esta carta (ilustrada con el Post de Luis Gil “Cómo producir barato en la economía global”) con el deseo de que, por lo menos, se os tizne la conciencia por echarles carbón a los niños y amarguras a todo el género humano.

Esto es lo que les pido yo a los Reyes Magos (a los buenos): no que os echen carbón a vosotros, sino que os quiten de las manos el que acaparáis, y el gas natural, y el petróleo, y el dinero, y los regalos, y el respeto de la gente a la que esclavizáis, y el apoyo de todos los dignatarios indignos que se retratan apretándoos con codicia vuestras codiciosas manos… En fin, les pido que no os echen personas, para que sigáis jugando con ellas, sino alguna otra cosa que sí tenga repuesto.

Como dice Serrat, entre vosotros y yo hay algo personal; así pues, como yo no sé cantarlo, y sólo por aclarar un poco las cosas, les pediré a los Reyes Buenos (si hay alguno) que intenten distinguirse de los Reyes de vuestra ralea; es decir, de los que esclavizáis a los niños, os enriquecéis a costa de unos pueblos que no os han elegido libremente (aunque, a veces, por obra y gracia de ciertos estados, más o menos unidos, lo parezca), matáis de hambre a vuestra gente (que resulta que nos es vuestra) y, mintiendo con una pasmosa naturalidad, les robáis a los hombres y a las mujeres el pan, la sal y el humano derecho de seguir siendo humanos.

Que no se moleste nadie, pero les pediré a los Reyes Magos que hagan magia, a ver si os echan de comer aparte; logran que os deis cuenta de que aquí no hay Dios que os necesite, y consiguen que este mundo que vosotros creéis que es vuestro se os escape entre los dedos, como arena… y os destierre. Sois tantos y tan ricos que, dondequiera que sea que os vayáis a cagar, os lo pasaréis de miedo viendo a ver quién la tiene más grande.

[“Cómo producir barato en la economía global”, Luis Gil]

Y, ahora, os dejo para escribir mi carta. Mientras tanto, vuestros pajes os podrán ir leyendo esta otra carta abierta, en la que el escritor Fernando Gamboa (Barcelona, 1970) habla del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Os gustará: al parecer, es uno de los vuestros.
video